Tags

Luminaria. Dos milenios de cristianismo en Almería. Por Manuel Pozo Oller, Vicario episcopal

8 de mayo de 2007

El próximo día 15 se inaugurará la magna exposición “Luminaria. Dos milenios de cristianismo en Almería” en la que se expondrán a los visitantes más de doscientas piezas significativas del patrimonio histórico, artístico y documental de la diócesis almeriense custodiado por la Iglesia a lo largo de siglos.

Con esta exposición, la primera en su género en la milenaria historia de nuestra diócesis, la Iglesia diocesana de Almería desea ofrecer, en palabras de nuestro Obispo, tanto a los hijos de esta tierra iluminada por la luz de Cristo como a cuantos la visitan, el testimonio vivo de la fe cristiana que ha dado sentido a la historia personal y social de sus habitantes, desde los mismos orígenes de la predicación evangélica por el Obispo San Indalecio y los demás Varones Apostólicos. Una presencia indisociable del alma de Almería y que ha encontrado expresión a lo largo de los siglos en un rico patrimonio cultural.

La exposición, que se abrirá en próximas fechas, se dispone a mostrar piezas significativas del patrimonio histórico artístico y documental que, a pesar de los avatares de la historia, han podido conservarse gracias a la custodia de la Iglesia durante siglos y que hoy dan fe de la presencia milenaria del Evangelio de Cristo en Almería.

Se trata de una muestra no sincrónica, sino diacrónica, instalada en el marco incomparable de la Iglesia Catedral y desarrollada en cinco ámbitos expositivos en los que la luz, símbolo de la fe, sirve de hilo conductor, mediante la evocación de textos bíblicos y litúrgicos, que van enmarcando los contenidos de la exposición. De este modo, la referencia a la época histórica concreta se convierte en pretexto para la muestra de la fe viva, como lugar donde concurre la experiencia compartida por los cristianos almerienses más allá del espacio y del tiempo.

La exposición ocupará cinco salas. El torreón de poniente acogerá el inicio del cristianismo y mostrará como la predicación apostólica crea comunidades cristianas firmemente establecidas y bien organizadas en Hispania. En efecto, desde el siglo III encontramos pruebas irrefutables de esa presencia en Abdera (Adra), Abula (Abla), Baria (Villaricos), Vergi (Berja) y Urci (Pechina) con piezas de primera magnitud tales como la imagen del Buen Pastor hallada en el pago de Quiciliana o el sarcófago paleocristiano de Berja ambos del siglo IV.

El torreón de levante mostrará la etapa de convivencia obligada bajo el dominio musulmán cuando Hispania se convierte en al-Andalus y gran parte de la población se islamiza. Los cristianos de aquella época son llamados mozárabes generando una cultura cristiana con características especiales desde la vida oculta y siglos de silencio. Los visitantes en esta sala pondrán contemplar una escogida selección de óleos sobre cobre junto a una lápida funeraria ejemplo significativo del arte musulmán.

La sacristía mayor de la Catedral es un excelente espacio para ofrecer al visitante una selección de documentos del archivo de la Catedral de primera magnitud que son huellas de la restauración de la Iglesia bajo el báculo de los obispos renacentistas D. Juan de Ortega y su sucesor Fray Diego Fernández de Villalán. En el mismo lugar se ofrecerá a la contemplación de los visitantes piezas tan queridas como el manto regio de la Virgen del Mar.

Las capillas y la girola, en las que se realza la capilla del Sagrario, mostrará espléndidas representaciones barrocas en torno a la eucaristía, la Virgen María y el testimonio de los santos donde el fulgor de la plata realza la presencia eucarística en copones, cálices, portaviáticos y ostensorios de belleza sin igual.

La nave de la epístola se torna nave de exposición que recoge la luz del sagrario e ilumina al mundo entero. Un óleo anónimo representa a Jesucristo resucitado sobre tabla dorada y cierra el recorrido expositivo.

Los cristianos almerienses, y en general toda la ciudadanía, hemos de acoger esta magna exposición con gratitud al tiempo que debe servirnos para conocer y amar las ricas manifestaciones de fe de nuestro pueblo generadas en siglos de historia.


Manuel Pozo Oller, Vicario episcopal
en diocesisalmeria.org

0 comentarios:

Blogger Template by Clairvo