Tags

Titulares de la Estrella

Nuestro Padre Jesús de las Penas

Autor: Luis Alberto García Jeute, en 1997.
Material: Madera de cedro policromada.
Pasaje Evangélico: "Pues me han cercado canes numerosos, banda de malhechores me han acorralado. Mis manos y mis pies han traspasado, puedo ver todos mis huesos. Ellos me miran, y me ven gozosos. Repártense mis vestiduras y acerca de mi túnica echan suerte." (Sal. 22, 17-18).
Análisis artístico: La imagen representa a Cristo, sentado sobre un risco y esperando en el Calvario a que concluyan los preparativos de la Crucifixión. Jesús, de bello y juvenil semblante pese al angustioso momento, aparece clamando piedad al Padre, con los brazos y las piernas abiertos y las manos con las palmas extendidas. La cabeza se presenta fuertemente estirada hacia detrás, con el cuello muy tenso por la forzada postura. Carece de corona de espinas. El semblante, enmarcado por barba y cabellera partidas y de menudos rizos, descubriendo ambas orejas, muestra el perfil recto, los ojos y las pestañas pincelados sobre la talla, con el iris de color castaño, y la boca abierta, con la dentadura tallada, para expresar la súplica antes de la consumación del sacrificio en la cruz. El paño de pureza es un lienzo que cubre con varias vueltas la cintura del varón. Las señales de la pasión se concentran mayormente en la frente, espalda y hombro izquierdo, y ambas rodillas. Gruesos aunque no muy numerosos regueros de sangre parten desde la cabeza y surcan la vigorosa anatomía del Varón. La aceitunada policromía ha sido aplicada al óleo.
Figuras secundarias: El misterio se encuentra en fase de realización por Luis Alberto García Jeute. El año pasado se estrenaron las figuras de dos soldados romanos, uno de ellos a caballo, y un sayón preparando el madero para el martirio. Quedan pendientes de ejecución las figuras de los Ladrones.


María Santísima de la Estrella

Autor
: Luis Alberto García Jeute, en 1992.
Material: Madera de cedro policromada. Imagen de candelero para vestir.
Análisis artístico: Dolorosa bajo palio. La Virgen inclina dulcemente la cabeza hacia abajo y a la derecha, y dirige la transida mirada hacia el suelo. Sus facciones se presentan lozanas y el dolor que la embarga se halla muy atemperado. Los ojos son pintados en la madera y las pestañas, postizas en el párpado superior y policromadas las inferiores. Lleva tres lágrimas de cristal, dos en la mejilla derecha y una en la izquierda. La nariz es fina y alargada Los labios, muy rojizos, se hallan semicerrados. Las manos aparecen extendidas, portando un pañuelo en la izquierda y un rosario en la derecha. El candelero es de base ovalada.

0 comentarios:

Blogger Template by Clairvo