Tags

Con la Cuaresma llegan los carteles. ¿Cómo consideras esta práctica en auge los últimos años?

Estos días asistimos a la presentación de multitud de carteles. A las habituales convocatorias de cultos y al oficial de la Semana Santa que edita la Agrupación se suman los de las propias hermandades así como los de entidades privadas o espacios particulares como blogs (algunos sólo editados virtualmente). ¿Consideras que esta cantidad se traduce en calidad? ¿Cuál es o cuál debería ser la función de estos carteles? ¿Consideras que hay espacio para la creatividad, para la originalidad, en definitiva, en ellos?

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de elordendeldia.blogspot.com
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de tema.


Fotografía: Antonio Navarro

6 comentarios:

Codina dijo...

La división entre calidad y cantidad es una cuestión muy estudiada en el semblante artístico. En mi opinión la calidad no tiene porque ir reñida con la cantidad, siempre que haya un razonamiento lógico y maduro en su muestra. El radicalismo perturba el potencial creativo, y se auto impone a la inspiración. Es “buena” la cantidad, pero siempre dentro de un raciocinio para que la calidad tenga el viso de resistir.

La falta de originalidad en un cartel anunciador no es más que la falta de criterio en la elección del mismo: un juicio con un jurado de garantías, las garantías de que salga lo establecido, no sé si me comprenden. ¿Qué criterio se sigue para elegir un cartel anunciador de la Semana Santa?, pues eso me gustaría saber a mí. Seguro que hay carteles de los que se presentan que son, cuando menos, insólitos, con enfoques desde una perspectiva inusitada en la que el factor sorpresa debe jugar un papel primario. Si un cartel no sorprende, un cartel no es interesante. La repetición de contextos en líneas generales, la falta de genialidad en cuantiosos casos y, sobre todo, la falta de garantías en la transparencia del proceso, retiene una evolución positiva que hace que lo aficionados y cofrades aprecien un notable desgaste, sin innovación del guión señalado.

Anonymous dijo...

Yo después de lo que ha dicho Codina no tengo nada mas que decir. Que manera de expresarse.

Tan solo, alegrarme por la vuelta del programa y de que seáis vosotros de nuevo.

Las Cofradías deberian abrirse mas y no cerrarse a la tipica foto de perfil de la virgen en el paso, o el plano general de tal paso de misterio.

Ahora mismo se me vienen a la mente fotografos como Jose Antonio Peralta, Dani Perez, Javi Barranco o Guillermo Mendez que son autores de instantaneas estupendas para un cartel y que muy pocas veces son elegidas... ¿La razón? Me inclino a pensar que es cuestión de desconocimiento y miedo. Desconocimiento porque nos pensamos que el detalle de una mano del Señor, un nazareno o un incensario (por poner algunos ejemplos) no son dignos de aparecer en un cartel anunciador de Semana Santa; y miedo, porque (creo) nos asusta la opinión que puedan tener los demás cuando utilizamos para el cartel aquellas fotos que se salen de lo habitual.

Con esto no quiero desmerecer a ningun fotografo, pues todos son dignos de respeto por su trabajo, pero si deberian las Hermandades plantearse si lo que sacan a la calle es solo una foto bonita (que las hay, y muchas) o una foto verdaderamente mecededora de ser cartel anunciador.

Un saludo.

Particularmen creo que el año pasado, pudimos ver uno de los carteles más originales hasta ahora vistos como fue el de La Unidad, hermandad que he de decir, esperaba continuase en la linea de originalidad.
Al´mería está estancada en lo que decía costero_prendio, la típica foto de perfil, de frente, de...
No dejamos espacio para fotos originales de detalles...o simplemente de diferentes visiones de los pasos de las que estamos acostumbrados.
En muchas ocasiones por culpa de la mera indiferencia, o desconocimiento, y en otras, generalmente cuando hay concurso porque ese es el año de "X" persona, o "X" imagen, etc...
Y ya en el tema de pintura-fotografía ni entremos...

¿Cuántos carteles de años recientes podemos contar con la plaza de toros de fondo? ¿Y con el edificio de las mariposas? ¿Algunas de las fachadas de la catedral? ¿Y el cable ingles? Cambia tal o cual paso, la orientación de la foto, pero se mantiene la idéntica composición: Paso+Edificio al fondo.
Si las hermandades deciden proyectar un cartel, su fotografía anunciadora ha de conseguir trasmitir lo que es un Domingo de Ramos, un Martes, Jueves o Viernes Santo en Almería, atraer la atención del observador, despertar un sentimiento, anunciar a dicha hermandad y desgranar un sinfín de detalles que la componen.¿Si se anuncia un sentimiento por que no se transmite?
Las hermandades tiran un dinero entre premios y copias, que no tiene su recompensa en lo que se ve por la ciudad estos días. ¿Y la culpa quien la tiene? Pues aquí no se sabe si es culpa de la junta que elige al jurado, o del jurado que elige el cartel; ¿Qué criterios siguen? ¿En que se basan? ¿Es problema del desconocimiento o del exceso de “conocimiento”?

Anonymous dijo...

Para cuadnoplantearse carteles con tecnicas pictóricas, por ejemplo el de la Agrupación, con composiciones, o con temáticas diferentes, detalles, segundos planos, etc.

Blogger Template by Clairvo