Manuel Pozo da a entender en 'El Cirial' que las cofradías entrarán en la Catedral pero el camino será largo

Manuel Pozo Oller fue entrevistado el martes en el programa El Cirial de ACL radio con ocasión de la posibilidad apuntada de que las cofradías por fin accediesen a la Catedral a raíz de las nuevas solicitudes presentadas. En ese sentido volvió a reiterar las complicaciones del primer templo de la diócesis pero abundó en otros aspectos no menos interesantes al mantener la importancia de que estas solicitudes respondan 'verdaderamente a una necesidad y a una petición de los hermanos, porque muchas veces se hacen peticiones que luego no están apoyadas por una base social' poniendo de ejemplo algunos cultos en los que la asistencia no es toda la deseable. Pozo Oller entiende las hermandades como 'expresión de la vivencia religiosa de los hermanos. La vida cristiana hay que aumentarla y si se aumenta, los signos penitenciales también; lo que es inútil en una cofradía que a lo mejor no se reúne para un retiro espiritual es que luego quiera hacer una estación de penitencia; durante el año hay que mantener la vida espiritual y la estación tiene que ser una expresión plástica de esa vivencia que ya exista'.

'Todavía falta mucho cuerpo a nivel espiritual en el entramado cofradiero; si salen 1.500 costaleros, la presencia de esos jóvenes en la vida cristiana de Almería tendría que notarse un poco más, es evidente. Si decimos que cada cofradía tiene 800 hermanos, cuando convoca la Vicaría -que eso tengo yo los datos- alguno tendría que ir y las ausencias son clamorosas'. Pese a ello, Pozo Oller no pretende ofrecer una imagen negativa de las hermandades. 'En el conjunto se hace mucho, se va caminado y se va hacia arriba; en absoluto tengo yo una visión negativa. Se está haciendo mucho en la vida espiritual, en la conexión con la parroquia, en el trabajo con los jóvenes, en las distintas actividades culturales; las cofradías están adquiriendo un peso fuerte y por eso decía que poco a poco se irán consiguendo cosas'. Pero, en ese sentido, advirtió: 'habrá que estudiarlo detenidamente. Hay que tener en cuenta las dificultades que no tienen otras iglesias u otros templos en otros sitios. En Almería hay una dificultad objetiva que es el acceso. Otra dificultad objetiva es que si se hace habrá que hacerlo bien y eso implica que haya un canónigo o más esperando para que sea una verdadera estación de penitencia y no sea entrar, dar una vuelta e irse' algo complicado habida cuenta de los enormes compromisos de los canónigos. 'En estos momentos ningún canónigo está liberado para la Catedral; tenemos parroquias y en Semana Santa es terrible; ya algunos capitulares salen con sus cofradías o sea que hay unas dificultades objetivas que habrá que ir solucionando'.

En alusión a las cofradías que el Jueves y Viernes Santo pasan por la puerta de la Catedral (todas menos el Encuentro), Pozo señala que pese a ello 'todavía no hemos dado con la tecla para que esa estación de penitencia se haga bien, porque nos falta experiencia y también hay que ir poco a poco dando pasos en firme. Yo soy partidario de que los pasos se den en firme y faciliten y den esplendor a todo'. Sea como fuere, lo cierto es que algunas hermandades lo han solicitado pero 'el propio señor Obispo ha dicho que en este momento no está maduro el tema para acometer una cosa que si se hace hay que hacerla bien y si se hace hay que hacerla para siempre'.



Fotografía: José Antonio Peralta

3 comentarios:

Antonio dijo...

Muy de acuerdo con D. Manuel Pozo en que no está muy madurada la decisión de entrar en la Catedral por parte de las hermandades y que en estos momentos puede no ser una petición general por parte de los hermanos.

No estoy de acuerdo con que primero los retiros y después la estación de penitencia. No tiene en mi opinión nada que ver una cosa y la otra porque la vida cristiana no sólo se alimenta de retiros y de estas cosas. Por ejemplo las convocatorias de la vicaría no tienen demasiado sentido bajo el lema de oración cofrade. yo he estado en varias y aquello aburre hasta las piedras.

Anónimo dijo...

Por cierto, si las hermandades tienen que ser "semillero de vocaciones", las parroquias no? Lo digo porque no sale ni una. Y si hay hermanos que no viven una vivencia religiosa y "sólo se quedan en la procesión" pues que los consiliarios que son directores espirituales hagan algo. Pero yo me alegro de ver a gente joven decirse cristaino aunque sea en una procesión

Anónimo dijo...

YO SOLO DIGO QUE EN SEVILLA FUE EL CARDENAL QUIEN EN EL SIGLO XVII ABRIO Y OBLIGO A LAS HERMANDADES A ENTRAR EN LA CATEDRAL, EN GRANADA FUE ANTONIO CAÑIZARES QUIEN ABRIO EN EL AÑO 2000 LA CATEDRAL PARA QUE DESDE ESE AÑO TODAS HICIERAN ESTACION EN EL INTERIOR.... Y AQUI, TENEMOS QUE IR POCO MAS QUE SUPLICANDO EL FAVOR, CUANDO ES UN DERECHO..

YA ESTA BIEN DE IR PONIENDO ESCUSAS, QUE SI CANONIGOS, QUE SI ACCESO...

SI HAY VOLUNTAD, LAS COSAS SOLUCIONAN

SI HAY VOLUNTAD

Blogger Template by Clairvo